¿QUIÉNES SOMOS?

La Alianza para un Puerto Rico sin Drogas es una coalición privada, organizada el 4 de abril de 1993 como una corporación sin fines de lucro bajo las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Visión

  • Ser una organización vanguardista no gubernamental en Puerto Rico para la prevención del uso, abuso y tráfico de drogas, a través de Múltiples programas educativos integrados que comprenden campañas de comunicación masiva y proyectos en escuelas, comunidades y empresas. Facilitar la integración de los esfuerzos preventivos de todos los
    sectores del país.

 

Misión

  • Nuestra misión es reducir la demanda, el uso y el tráfico de drogas en Puerto Rico a través de proyectos innovadores preventivos diseñados a base de las necesidades específicas de una comunidad, campañas educativas/preventivas en los medios de comunicación masiva y una serie de talleres de capacitación para estudiantes, facultad escolar y padres. Deseamos que nuestra Isla sea un lugar seguro para que nuestros niños y jóvenes se puedan desarrollar a su mayor potencial.

 

Meta

  • Nuestra meta es lograrlo mediante la prevención; específicamente queremos evitar que nuestros niños y jóvenes tengan contacto inicial con la droga, mostrándoles los riesgos físicos, sociales y emocionales que conlleva el uso de éstas.



Objetivos

  • El objetivo principal de nuestra campaña educativa es modificar las actitudes sociales que apoyan o aprueban el uso de drogas.

  • Por medio de la educación, ayudar a los niños y jóvenes de Puerto Rico a tomar la decisión correcta.

  • Ofrecer destrezas de comunicación, supervisión y negociación a los padres y enfatizar cuán importante es inculcar valores a sus hijos. De esta manera estarán más capacitados para mantenerlos alejados de las drogas.

 

Estrategias y Servicios

1.  Proyectos Especiales

  • La Alianza diseña proyectos de prevención, identificando los factores de riesgo de una población específica para desarrollar y fortalecer los factores de protección. Estos proyectos se ofrecen en escuelas o en comunidades.

  • Se utilizan diversas estrategias como talleres combinados con clases recreativas o vocacionales aplicadas a la prevención, en horario extracurricular. También se les presenta la alternativa de desarrollar mensajes televisivos o radiales protagonizados por los participantes de los talleres. Además, se ofrecen adiestramientos dirigidos a capacitar líderes escolares para motivarlos a desarrollar proyectos educativos en sus mismas escuelas, entre muchas otras estrategias.

 

2.  Campañas

  •  Se llevan a cabo campañas masivas en los medios de comunicación: televisión, radio, prensa, Internet, cine, guaguas, cobertizos de paradas y cabinas telefónicas, elevadores y publicidad de interiores.

  •  Se basan en estudios de investigación de uso y actitudes, información recopilada en grupos focales con diferentes segmentos poblacionales y asesoría por profesionales de la conducta humana especializados en prevención, psiquiatras, y médicos especialistas en adicciones. Los mensajes están diseñados estratégicamente, utilizando el medioambiente, lenguaje y la vestimenta apropiada para cada grupo, por lo que obtienen mayor recordación y credibilidad.

  •  Las campañas de prevención se distribuyen en los diferentes medios de comunicación para que cada persona esté expuesta a ella de una forma u otra. También se distribuyen en todas las escuelas del sistema público de Puerto Rico a través de Módulos de Prevención.

 

3.  Talleres

  • Se han diseñado una serie de talleres para llevar el mensaje preventivo a escuelas públicas y privadas, a las empresas patrocinadoras y a la comunidad en general, especialmente aquellas identificadas de alto riesgo.